¿Por qué debería un estudiante de Bachillerato presentarse al examen de EGA?

Los alumnos y alumnas de Bachillerato, además de desarrollar los objetivos y adquirir las competencias de la educación reglada, tienen diversos retos en su formación integral: practicar deporte, estudiar idiomas, trabajar su sensibilidad artística y musical, realizar actividades de voluntariado…

Está demostrado que dichas actividades, desde su complementaridad, enriquecen el desarrollo integral de la persona. Mediante la práctica de actividades extraescolares, los estudiantes refuerzan las competencias que serán indispensables para su futuro. Por otro lado, todas estas actividades son recomendables porque se practican en un entorno en el que predomina la confianza y en el que surgen nuevos núcleos de amistad.

La necesaria preparación en la competencia lingüística ha traído consigo que nuestros jóvenes tengan que realizar exámenes que acrediten su nivel óptimo en la adquisición de los idiomas. Hoy en día existen diversas Escuelas Oficiales de Idiomas, academias e instituciones cuyo objetivo es preparar a los estudiantes para que obtengan estas titulaciones. Ante esta necesidad y preocupación, es importante saber la razón por la que favorecemos que nuestros jóvenes se enfrenten a estas pruebas con éxito.

¿Por qué debería un estudiante de Bachillerato presentarse al examen de EGA?

Son muchos los argumentos a favor.

Por un lado, porque exije que el propio estudiante adquiera y desarrolle sus habilidades personales: gestionar su capacidad de autorregulación en el aprendizaje, el esfuerzo y la perseverancia, conocer sus puntos fuertes, sus límites y proponerse retos alcanzables. Por otro lado, en lo que al ámbito pedagógico-académico se refiere, el estudiante enriquece su currículum, abriendo las puertas al ámbito profesional. Sabemos que en un futuro les pedirán títulos y certificados que acrediten su competencia lingüística, cuanto más amplia mejor.

Finalmente, el estudiante será evaluado fuera del centro escolar, en un ambiente extraño. Esto quiere decir que con este tipo de pruebas también preparamos a nuestros estudiantes para una serie de competencias sociales: enfrentarse a la incertidumbre, salir de las comodidades que le ofrece el centro escolar, hacer frente a las incógnitas sobre la manera en la que serán evaluados, encontrarse en un ambiente desconocido, nervios que deben aprender a controlar o gestionar. Estas también son áreas en las que debemos prepararles adecuadamente.

A pesar de que existen dudas en torno al examen de EGA o si es realmente adecuado o necesario enfrentarse  a estas pruebas externas, desde el colegio seguiremos trabajando en la misma línea, apoyando a nuestros estudiantes en el desarrollo de todas sus destrezas, transmitiéndoles el amor por nuestra lengua, acompañándoles en su proceso de enseñanza-aprendizaje desde la integralidad. Por ello, les seguiremos animando a realizar pruebas externas y obtener las titulaciones que les permitan tener una mejor preparación para su futuro.

Os facilitamos una noticia de actualidad sobre el examen de EGA en el siguiente enlace (“Obtener el título de euskera será menos riguroso para incitar al uso de la lengua”.)

Categoría: Enseñanza-aprendizaje

¿Quieres suscribirte a nuestro newsletter?


plan estratégico


Noticias relacionadas


×