Compromiso por la igualdad

Manifiesto del Colegio San José Jesuitas de Durango del 8 de marzo de 2021.

Una mirada profunda y consciente al mundo y a la realidad cercana, y un reconocimiento del sentido real y de la responsabilidad de nuestro trabajo en el colegio, hacen que sintamos que educar es una necesidad ética. Esta necesidad debe llevar a la adopción y puesta en marcha de compromisos concretos y efectivos.

Somos conscientes de que seguimos teniendo grandes fracturas sociales en nuestro entorno; directa o indirectamente, la discriminación sigue generando fracturas dolorosas; la implantación y desarrollo de políticas que integren la igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres sigue siendo una necesidad urgente; los datos sobre la brecha de género en los salarios siguen mostrando una fotografía muy clara de la realidad (“El trabajo de las mujeres se traduce en un menor valor social y económico“, concluía Emakunde en su informe de 2018); de la sociedad de la información y la comunicación actual, incluso la manera de utilizar la tecnología, crean una brecha de genero digital (los datos del informe Iceberg Digital Machista son muy significativos); el factor de desigualdad entre hombres y mujeres en las pensiones es evidente (“Las mujeres están sobre representadas en los trabajos a tiempo parcial, en la economía informal o inmersa, en los trabajos feminizados son menos valoradas y menos remuneradas, el ejercicio de los cuidados interrumpe su carrera profesional”, se afirma que “La brecha de género en las pensiones de la Comunidad Autónoma Vasca“). Son, por tanto, varias las realidades cercanas que apuntan a la necesidad de la lucha por la igualdad.

El sistema educativo tiene claro que es la herramienta más eficaz para la transformación social. Los centros educativos no estamos fuera de la realidad mundial: somos conscientes del crecimiento de la violencia que se está produciendo. Ante este cambio cultural tan evidente, la labor de los educadores y educadoras, de las familias, y de la sociedad en general, consiste en guiar y acompañar a los alumnos y alumnas que van a ser los ciudadanos y ciudadanas del futuro: facilitándoles herramientas que les permitan una lectura crítica de la realidad; ofreciéndoles preguntas que les ayuden a abrir una visión crítica y rigurosa; ayudándoles en la búsqueda de respuestas adecuadas para que construyan su propia identidad; reforzando sus conocimientos y competencias para la reflexión crítica; reforzando sus capacidades de coherencia personal y de los valores que defienden.

 

Nuestro modelo de pedagogía ignaciana nos lleva a compromisos directos, honestos y claros. Como institución miembro del Movimiento por la Educación Transformadora y la Ciudadanía Global, fomentamos procesos educativos para impulsar y promover actitudes de empoderamiento, respeto y cuidado.

 

Con la dignidad humana como eje principal, situamos el desarrollo integral del alumnado y su felicidad en el centro del proceso de aprendizaje. Porque el objetivo principal de nuestra educación es crear contextos reales para que adquieran las competencias que van a necesitar en el presente y en el futuro, posibilitando experiencias personales, generando emociones, provocando actitudes y elecciones orientadas a acciones éticas. Nuestro objetivo es lograr una transformación integral de la sociedad, trabajando la sensibilización y la interioridad y ofreciendo la posibilidad de participar en acciones transformadoras.

El manifiesto que hicimos el 8 de marzo del curso pasado y los compromisos adquiridos tanto a nivel individual como institucional siguen vigentes. También las señaladas en octubre de 2020, en el sentido de que, sin discriminar directa o indirectamente a ninguna persona por razón de sexo, seguimos implementando y desarrollando políticas que recojan las oportunidades y comportamientos de igualdad de mujeres y hombres.




Video del 2020.

La injusticia, la violencia, las situaciones de desigualdad vividas en la pandemia actual nos llevan a dar un paso más. Esta crisis nos demuestra una vez más que la necesidad de una reflexión y una visión feminista, inclusiva, sostenible, democrática, justa. La sensibilización y la capacidad de acción en este ámbito de la igualdad sigue siendo absolutamente necesaria.

Entre las prioridades identificadas como colegio se sitúa la de incorporar en las prácticas cotidianas la mirada feminista y justa, mencionadas anteriormente. Desde un punto de vista constructivo, también podemos ver este momento como una oportunidad que nos permitirá responder mejor a esta crisis. Para dar respuesta a esta oportunidad y reto, hemos puesto en marcha el primer Plan de Igualdad de San Jose Jesuitak Ikastetxea de Durango. En ella recogemos la hoja de ruta que orientará la actividad de nuestro colegio en materia de igualdad. Al designar los siguientes objetivos, queremos incidir en la transformación de los valores para el desarrollo humano sostenible:

  • Fomentar una cultura organizativa que no fomente los prejuicios ni la discriminación.
  • Disponer de protocolos, recursos y medios que promuevan la prevención, detección y actuación ante el acoso laboral, sexual o por razón de sexo.
  • Promover un uso no sexista e inclusivo del lenguaje en el colegio.
  • Promover la presencia equitativa de mujeres y hombres en los puestos directivos, en las diferentes etapas educativas, en los diferentes departamentos del colegio y entre los proveedores.
  • En base a los principios de igualdad, impulsar el desarrollo integral del alumnado y reforzar las competencias para la vida. Para que el alumnado influya en el mundo y apueste por una sociedad más justa e igualitaria.


Mosaico humano organizado por el Ayuntamiento de Durango el 7 de marzo del 2021 en el que hemos tenido la oportunidad de poner nuestro granito de arena.


Queremos terminar este manifiesto con el llamamiento al compromiso y al sueño que se esconden en el objetivo final: “Para que el alumnado influya en el mundo y apueste por una sociedad más justa e igualitaria”, todos los educadores y educadoras de San Jose Jesuitak Ikastetxea reiteramos los compromisos que se recogen en el mismo. Además del alumnado, las personas que formamos parte de la comunidad educativa tenemos que seguir dando pasos para cumplir esos objetivos.

Para finalizar con este manifiesto os animamos a escuchar y disfrutar del vídeo que el Ayuntamiento de Amasa-Villabona ha dedicado a todas las mujeres para reivindicar el Día Internacional de la Mujer.


Autor: Odei Esnaola

Canción: “Konplize ditut eta” Mikel Markez. En imágenes: Mujeres de Amasa-Villabona


Fuentes de información:

Categoría: Incidencia social

Etiquetas: , , , ,

¿Quieres suscribirte a nuestro newsletter?


plan estratégico


Noticias relacionadas


×