¡Qué importante es soñar juntos en Navidad!

Las Navidades de este año van a ser diferentes y probablemente tengamos que celebrarla de otra manera. Sin embargo, intentaremos celebrarla con los mismos sentimientos profundos de felicidad, solidaridad, esperanza, amor, ilusión, fe.

Como personas cristianas estamos llamadas a vivir nuestra fe no solo con optimismo, sino también con esperanza: con la esperanza de que otra realidad, otro mundo es posible. La Navidad nos enseña una manera de vivir, así que estos días nos vamos acercando a su verdadero sentido. Nos situamos en esa noche en Belén, donde el amor de una familia fue suficiente para alumbrar el mundo.


Esta época que nos ha tocado vivir, el contexto tan peculiar que nos rodea, nos sitúan frente a diferentes retos, situaciones y conflictos. No podemos aislarnos u obviar las situaciones en las que estamos implicados. Pero sí que como personas y como comunidad tenemos mayor libertad a la hora de decidir de qué manera, con qué actitudes y sentimientos, nos vamos a enfrentar a las situaciones que nos retan o a las dificultades que nos limitan.

Este año hemos elegido las palabras del Papa Francisco para nuestra felicitación navideña. Hoy, más que nunca, necesitamos una comunidad que nos sostenga, nos ayude y nos anime a mirar juntos y juntas hacia delante. ¡Qué importante es soñar juntos!


El 18 de diciembre se celebra el Día Internacional de los Migrantes. Es un buen momento para visibilizar dos fenómenos que se dan y nos preocupan en nuestro contexto más próximo y en el más lejano: la migración y la exclusión. Somos conscientes de que muchos factores están provocando una mayor visibilización de estos fenómenos contemporáneos que tanto nos mueven: El cambio climático; la creciente desigualdad en la distribución mundial de las oportunidades, la seguridad y el acceso al empleo; los límites de un sistema global que genera exclusión.

Las migraciones se han convertido en un foco que nos ilumina para adquirir un conocimiento más profundo de la realidad social: la diversidad, la hospitalidad, la interculturalidad y la inclusión social son buen ejemplo de ello.

El reto al que nos enfrentamos en nuestras sociedades es cómo soñar juntos un mundo más equitativo y habitable. Nuestra historia nos recuerda que la diversidad cultural es una de las grandes oportunidades que nos enriquecen y dotan de esperanza a nuestro futuro.

Como centro educativo de la Compañía de Jesús sabemos que nuestra mirada y nuestras acciones quieren ir más allá de soluciones momentáneas y a corto plazo. Comprender las causas del fenómeno migratorio, entender a las personas que se encuentran en camino y dejarnos afectar por su realidad es fundamental para generar cambios profundos que nos comprometan con la justicia y la igualdad. Por todo ello, queremos sumar nuestro compromiso institucional, nuestra capacidad de incidencia y nuestro trabajo para la promoción de una cultura de solidaridad e inclusión con las personas excluidas, migrantes y refugiadas. A través de la acogida que llevamos a cabo con el proyecto Jesuiten Etxea, la cooperación con instituciones locales, la incidencia, la sensibilización y la educación, queremos generar un espacio de defensa de la dignidad humana, comprensión, acompañamiento y apoyo, con el objetivo de transformar las estructuras injustas.


San Jose Jesuitak Ikastetxeko Elkartearen izenean, Gabon Zoriontsuak eta Urte berri on izan deizuela opa deutsuegu.

 Honegaz batera, pozagaz eta ilusioagaz bizi beharreko datak diranez, gure Hezkuntza Elkartea osatzeagatik eta mundu hau hobetzen jarraitzeko hartutako konpromezuagatik:

“Ororen gainetik, zorionak eta eskerrik asko”


Categoría:

Etiquetas: ,

¿Quieres suscribirte a nuestro newsletter?


plan estratégico


Noticias relacionadas


×