Plan de Acogida: Reforzando las relaciones de grupo

La relación que se establece en las aulas entre el alumnado tiene un peso esencial en el proceso de aprendizaje. Al igual que ocurre con las relaciones familiares, las amistades de la clase se convierten en pilares fundamentales en sus vidas. Por ello, es prioritario cuidar esas relaciones y fomentar un clima de confianza en las aulas y en todos los espacios educativos del centro. Carlos Aldana Mendoza, experto en temas educativos relacionados con los derechos humanos, nos ayuda a entender el concepto de convivencia: “… la convivencia expresa, en todo su sentido, las relaciones interpersonales basadas en actitudes y valores pacíficos (respeto absoluto, participación, práctica de los derechos humanos, democracia, dignidad y otros comportamientos)” (Departamento de Educación: www.euskadi.eus) Conscientes de la importancia de dichos vínculos, dedicamos los primeros días del nuevo curso a la acogida del alumnado. Fomentando las relaciones entre estudiantes, se crean o se refuerzan los vínculos entre ellos y ellas antes de comenzar con la estructura normal de clases. Dichas dinámicas son imprescindibles para que todos los alumnos y alumnas (especialmente quienes vienen al colegio por primera vez) puedan sentirse parte del grupo y conocerse mejor.

Plan de Acogida: cuatro años fomentando la cohesión grupal

Volver a la rutina después de las largas vacaciones de verano no es fácil para nadie. En mayor o menor medida, afecta a todas las personas, tanto a los adultos como a los niños, a quienes vienen por primera vez a nuestro centro y a quienes ya lo conocían… Los horarios y la propia estructura escolar exigen un proceso de adaptación. A menudo se entiende la adaptación como un proceso que sólo implica a los más pequeños. Sin embargo, en San Jose Jesuitak Ikastetxea creemos que hay que dar importancia a la adaptación en todos los cursos, independientemente de la edad de los niños y niñas. Este año, por cuarto año consecutivo, comenzamos el curso con el Plan de Acogida. Buscamos una adaptación progresiva a través de diferentes actividades para conocer y aceptar los cambios que el nuevo curso  va a traer a cada persona: hábitos de trabajo, asignaturas y aula, profesorado, compañeros y compañeras, horarios… Las dinámicas que se realizan dentro del plan de acogida se ajustan a las necesidades de cada etapa, en dos ámbitos: por un lado, las relaciones, el conocimiento de los compañeros, las emociones que produce el cambio; y por otro, las responsabilidades con el grupo, el respeto, la confianza, la honestidad… El alumnado de todas las etapas realizan diferentes dinámicas de grupo durante los trres días en los que se desarroll el plan. En las primeras dinámicas, cada estudiante realiza su propia presentación y después de conocerse mejor, realizan juegos o ejercicios para afianzar la confianza entre los miembros del grupo. Las actividades se realizan tanto en las aulas como fuera, pero siempre mediante dinámicas diferentes a las estructuras tradicionales, en un ambiente más informal. Finalmente, para poner fin al plan de acogida, el último día cada estudiante define sus objetivos para este curso, lo que espera del nuevo curso y qué quiere conseguir. Además de las mencionadas acciones, hemos realizado salidas especiales en determinadas etapas para afianzar las relaciones de convivencia. En estas salidas tienen la oportunidad de desarrollar habilidades para su integración personal y social.  

Plan de convivencia

No sólo en los primeros días del curso, sino que durante todo el curso nuestro proyecto educativo es el recurso más importante para transmitir y enseñar los principios de equidad, inclusión y cohesión. Los alumnos tienen una buena oportunidad en diferentes iniciativas que se basan en la convivencia: la capacidad de convivir con otras personas, la convivencia pacífica entre culturas y la posibilidad de compartir experiencias de vida. A lo largo del curso trabajamos los siguientes cinco pasos:
  1. Mediante dinámicas de presentación y conocimiento que promuevan la adecuada relación en cada grupo, establecemos un plan de acogida (durante la primera semana del curso)
  2. El aprecio: Pretendemos que las personas se sientan queridas y pierdan sus miedos e inseguridades ante la relación con el grupo.
  3. La cooperación: Tratamos de impulsar valores como la confianza y la cooperación frente a la competitividad e individualismo. Tratamos de que cada persona sienta el valor y la necesidad del grupo.
  4. La comunicación para que los alumnos expongan sus inquietudes, opiniones y sentimientos.
  5. La regulación de conflictos para dar respuestas positivas a los conflictos personales y grupales.

Más información:

 

Categoría: Enseñanza-aprendizaje

¿Quieres suscribirte a nuestro newsletter?


plan estratégico


Noticias relacionadas


×