Amando y cuidando de la naturaleza gracias al proyecto Amalurra

La concienciación y los cambios de hábitos tienen un gran peso en la emergencia climática, por eso en nuestro colegio hemos puesto en marcha el proyecto Amalurra, impulsando el amor y el respeto por la naturaleza desde diferentes ámbitos.

El cambio climático es un tema que a menudo se escucha en boca de políticos, periodistas o activistas, pero nosotros también tenemos algo que decir. Mediante un proceso de aprendizaje, el alumnado puede aprender cómo utilizar las herramientas de las que dispone.

 

Concienciar y recalcar la importancia de la naturaleza

El proyecto Amalurra se puso en marcha con el objetivo de fomentar la admiración, el amor, el cuidado y la responsabilidad por la naturaleza. Para querer cuidar de la naturaleza, primero hay que amarla, sentir admiración por ella. Por eso, además de las actividades extraescolares, en las que los estudiantes se relacionan directamente con el medio ambiente, hemos querido traer la naturaleza al colegio.

En Navidad, por ejemplo, cada aula de 1º y 2º de EP recibió un arbusto como regalo. Siendo cada árbol responsabilidad de cada aula, los alumnos aprenden a cuidar el árbol juntos, trabajando en equipo. El arbusto se convierte en parte de su día a día y eso puede aportar admiración y cariño. Los alumnos, gracias a su ayuda y esfuerzo, observan que el árbol crece, interiorizando que pueden apostar mucho por la conservación y protección de la naturaleza.

Además de fomentar el trabajo en equipo, de esta manera se trabaja la autonomía, el cuidado y las responsabilidades de cada niño y niña. Junto a ello, adquieren otras materias, ya que observan de forma práctica el ciclo de vida de la planta. De esta manera interiorizan los conceptos de una forma teórica y también práctica; el contacto directo y la interacción les ayuda a asimilar mejor los conceptos.

Además, estos arbustos se pusieron a la vista de todo el colegio. Gracias a ello, se dio importancia tanto a los arbustos como a los cuidadores, dando protagonismo a ambos.

Escuela sostenible

En nuestro colegio apostamos por un modelo sostenible. Así, el proyecto Amalurra se enmarca dentro de la iniciativa Agenda 21. En ella, entre otras cosas, se da mucha importancia al reciclaje, enseñando a nuestros estudiantes desde pequeños la importancia reciclar y cómo hay que separar los residuos. 

La Agenda 21 se basa en la participación de la comunidad e interviene y colabora con el desarrollo sostenible del municipio. Como programa de Educación Ambiental su finalidad es desarrollar conocimientos, capacidades, actitudes, motivación y compromisos para tomar parte en la resolución de los problemas ambientales.

Las familias también forman parte de nuestra comunidad, por eso hemos llevado a cabo el proceso de diseño reutilizando los recursos que nos ofrece la naturaleza gracias a la generosidad de las familias.

 

Categoría: Incidencia social

Etiquetas: , , , ,

¿Quieres suscribirte a nuestro newsletter?


plan estratégico


Noticias relacionadas


×